LOS 9 AÑOS: LA EDAD DEL NO RETORNO

Anuncios Patrocinados

“¿Qué estoy haciendo mal?” “¿Qué le pasó a mi niño?” El cambio que vive el niño a los 9 años es un parte aguas en su vida. Por lo gen...


“¿Qué estoy haciendo mal?” “¿Qué le pasó a mi niño?”
El cambio que vive el niño a los 9 años es un parte aguas en su vida. Por lo general es la etapa más difícil de manejar para los padres. Justo cuando ya comenzabas a sentirte cómodo con tu estilo y habilidades como madre/padre, comienza esta revolución.
COMPORTAMIENTOS:
SEPARACION – Cerca de los nueve años de edad, el niño comienza a separarse del mundo. Se aleja, se vuelve más independiente y empieza a cuestionar todo lo que antes daba por hecho.
TE IMAGINAS… – Si su imaginación aún no se han visto mermada por el entretenimiento tecnológico, a los niños de esta edad les gusta decir “¿Te imaginas…?” y se sumergen en fantasías creadas espontáneamente.
SOY ADOPTADO – Se cuestiona si realmente los quieres, si eres su madre/padre, si se parecen o no a ti…
SOLEDAD – Es la primera vez que el niño se siente tan inseguro de su relación con la naturaleza, con la eternidad, con los demás, consigo mismo.
CUESTIONAMIENTO – ¿Cómo se construye una casa? ¿De dónde viene la comida? El niño quiere entender cómo funciona el mundo.
RESISTENCIA Y FLOJERA – ¿por qué tengo que limpiar mi cuarto? ¿por qué tengo que hacer lo que dices?
DISTANCIA Y CERCANÍA – el niño que era muy pegado a mamá o papá comienza a alejarse, o puede pegarse aún más que antes.
CAMBIOS DE ESTADO – pueden volverse asustadizos, otros muy mandones, otros muy críticos, obsesivos, y a ratos todo esto al mismo tiempo. Estos cambio suceden de un día a otro, incluso el mismo día.
IRRITABILIDAD – “No es justo”; cualquier provocación genera un pleito entre hermanos, amigos o contigo.
CLUBES – a los varones les encantan las batallas entre bandos: nosotros y ellos, héroes y enemigos, buenos y malos. A las niñas también forman bandos, diferenciando intereses entre ellas.
Es posible que tu niño no encaje perfectamente con todas las características anteriores. Pero algo que definitivamente notarás es el cambio en su mirada. Ya no encuentras los ojos alegres, curiosos y llenos de estrellas que veías antes. Ahora su mirada es más firme, por momentos cargando un toque de melancolía.
Comprender esta transición es sumamente importante para poder acompañar al niño en esta etapa. De otra manera, puedes tomar sus comportamientos como algo personal en tu contra, siendo que no es así.
Acompaña con amor a tu niño en esta etapa en la cual, por primera vez, siente que está dejando de serlo.

Related

Educación 809753045314743815

Mas visto

item