ÉL QUERÍA BLANQUEAR SUS DIENTES CON ESTE PRODUCTO, PERO LO QUE LE PASO POR USARLO TE DEJARA EN SHOCK!

Anuncios Patrocinados

En un sistema basado en apariencias como en el que vivimos es común que algunas personas se expongan a peligrosas situaciones con tal d...


En un sistema basado en apariencias como en el que vivimos es común que algunas personas se expongan a peligrosas situaciones con tal de lucir “Preciosos y perfectos” ante los ojos de los demás.
Lo anterior es algo irrevocable entre la población joven que no sólo sucumbe ante las presiones laborales sino también ante la mirada de sus amigos de las redes sociales que están siempre listos para afectar negativamente la autoestima de quien sea que se ponga en sus caminos. No hay diferencias entre hombre y mujeres cuando se trata el tema de la sonrisa perfecta y es que esta debe tener unas características muy específicas entre las que destaca la blancura. Así es, según los mandamientos de la sociedad moderna los dientes deben ser extremadamente blancos aunque, de manera natural, son amarillentos.
La siguiente calamidad le ocurrió a Jake Barret; un chico británico de apenas 22 años de edad quien guiado por sus inseguridades y prejuicios decidió adquirir un Kit blanqueador de sonrisas de una marca muy famosa llamada Crest White.
El joven aplicó el producto tal como se señalaba en las indicaciones pero contrario a lo esperado al cabo de unos cinco días comenzó a sentir molestias en su garganta, se trataba de un dolor particularmente intenso.
Jake no le prestó demasiada atención y comenzó a tomar analgésicos para combatir el dolor y algunos otros antibióticos porque sus compañeros de clase le sugirieron que podía tratarse de una infección. Lo cierto es que el padecimiento no cedió y el chico, temeroso, decidió acudir al médico.
El profesional realizó un detallado examen físico tras el cual determinó que Barret tenía un quiste en su garganta. Esta especie de saco que por lo general contenía pus estaba almacenando algo distinto esta vez, llevaba en su interior peróxido de hidrógeno que se había estado acumulando secundario al tratamiento blanqueador.
Si el peróxido era liberado Jake moriría por envenenamiento por lo que tuvo que ser operado de emergencia para extraer dicho material. Afortunadamente la cirugía se realizó sin complicaciones y el chico pudo seguir con su vida, aunque hubo que extraerle dos molares que habían sido afectados por la sustancia tóxica.
El vocero de la compañía se pronunció en torno a este caso alegando que sus productos poseen los estándares de seguridad que exige la ley y que casos como el de Barret suceden con una frecuencia bastante baja y generalmente se deben a problemas de base que tiene el cliente.

Related

Sorprendente 3441079875978229023

Mas visto

item