¡UNA MUJER QUE HABÍA ESTADO MUERTA DESDE HACÍA 55 DÍAS, DIO A LUZ A UN NIÑO!

Anuncios Patrocinados

Cuando una mujer embarazada se enferma y muere, por lo general el niño comparte el destino de su madre. Pero a veces sucede q...


Cuando una mujer embarazada se enferma y muere, por lo general el niño comparte el destino de su madre.
Pero a veces sucede que los médicos deciden sostener artificialmente el cuerpo de la mujer con vida el tiempo suficiente para que el feto pueda seguir creciendo. Así fue en este caso. Los médicos del Hospital de la Universidad de Wroclaw (Polonia) hicieron algo realmente inusual… La madre de 41 años de edad sufría de cáncer cerebral. Cuando estaba en la semana 17 de su embarazo, su estado empeoró drásticamente. La mujer fue llevada al hospital en Wroclaw, una ciudad del sureste de Polonia.
Cuando la mujer perdió el conocimiento, la trasladaron al Departamento de Anestesióloga y Cuidados Intensivos. Allí, los médicos se dieron cuenta de que la mujer sufrió muerte cerebral. A pesar de que su corazón seguía latiendo, se sabía que la mujer no sobreviviría. Y debido a que la mujer estaba en tan sólo la semana 17 de embarazo, el niño también era demasiado pequeño como para ser capaz de vivir fuera del cuerpo de su madre….
El corazón del bebé seguía latiendo, por lo tanto, los médicos decidieron a cualquier costo, mantener las funciones vitales de la mujer, utilizando para ello los dispositivos y medicamentos.
“La paciente ha fallecido. Se produjo muerte cerebral, lo que significaba que no había ya ninguna posibilidad de salvarla. Pero debido a que su corazón seguía latiendo, pudimos sostener el trabajo de los órganos de manera artificial usando respiradores, fármacos cardiovasculares muy fuertes, y un riñón artificial” dijo el prof. Andrzej Kübler, Jefe del Departamento de Anestesiología y Cuidados Intensivos.
“Por lo general, mantenemos estas funciones vitales durante un día o dos, y aquí el reto era que mantuviéramos estas funciones durante varias semanas hasta que el feto fuera capaz de vivir independiente.” continuó el médico.
Después de 55 días, los neonatólogos consideraron que el niño estuvo listo para venir al mundo. El niño nació sano después de una cesárea, le llamaron Wojtek, era un bebé prematuro y pesaba sólo un kilo.Ahora el niño está en casa con su padre. El Prof. Kubler añade que los médicos querían mantener el embarazo hasta las 30 semanas. No tenían ninguna experiencia práctica para mantener las funciones corporales durante tanto tiempo ya que los casos similares sólo se sabía de la literatura.
“Cada día sucedía algo. La pérdida de funciones cerebrales causó la alteración de las funciones de los órganos mantenidos de manera artificial, lo cual resultaba en las bajadas de presión, o en el aumento del nivel de electrolitos en el suero de la sangre, o incremento en niveles de azúcar.”
“Esto requería un tratamiento diario muy intenso en el mantenimiento de las funciones de los órganos”, añade el anestesiólogo. Tanto los médicos del Departamento de Anestesiología y Medicina de Cuidados Intensivos, como el Departamento de Neonatología, admiran la actitud del padre del niño. Dicen que todo este tiempo cuando las funciones vitales de la madre estaban mantenidos, él estaba al lado de su esposa y su hijo. Leyó a su hijo un cuento de hadas.
El niño nació sano, a pesar de que su madre desde hacía 55 días estaba muerta. Hasta ahora se conocen sólo 16 casos de niños nacidos a pesar que sus madres hayan fallecido. Sin embargo, este el primer caso en Polonia. Se puede hablar de un verdadero milagro. Gracias a los avances médicos, el trabajo duro y la dedicación de un gran grupo de personas este bebé engañó a la muerte.

Related

Sorprendente 7360401842551140897

Mas visto

item