ESTA PROFESORA PERDIÓ 52 KILOS SIN CIRUGIA, ELLA CUENTA SU HISTORIA PASO A PASO!!!

Anuncios Patrocinados

La superación personal no debe entenderse como una idea que cree en ideales posibles. En algunas ocasiones, cuando entramos en una bibl...


La superación personal no debe entenderse como una idea que cree en ideales posibles. En algunas ocasiones, cuando entramos en una biblioteca o librería, dejamos caer nuestra vista en una determinada sección de la tienda. Podemos leer títulos como “supérate a ti mismo”, “retos para ser mejor” o “desafíos que ponen a prueba tu capacidad personal”, por poner algunos títulos imaginarios que nos podríamos encontrar en algunas situaciones.
Pero la pregunta es, ¿es posible aprender a desafiarnos personalmente? ¿Es cierto que podemos cumplir todos los retos que nos propongamos, sean cuales sean? En psicología, la palabra resiliencia se define como la capacidad individual para poder sobreponerse a períodos de dolor emocional y traumas variados. Usando otras palabras, el poder de soportar una situación, por difícil que sea, y aprender de ella.
Pues es esa resiliencia la que se manifiesta en las personas, aunque también se aprende con el paso del tiempo y, sobre todo, la constancia y los cambios de circunstancias. En el artículo que os traemos hoy os queremos contar la historia de una mujer que pudo cumplir un objetivo tremendamente difícil, y como tal, se convirtió en un verdadero ejemplo de superación personal que todos deberíamos tener en cuenta en nuestro día a día. ¡Siga leyendo el artículo porque es verdaderamente increíble!3
Una mujer que tenía sobrepeso consiguió perder nada más y nada menos que 115 libras (53 kilogramos) tras la ruptura de su relación afirma que todo el mundo es incapaz de creer que haya alcanzado su nueva apariencia de manera natural. La hermosa Laura Micetich, de 25 años y de Tennessee, llegó a alcanzar un peso de 300 libras (136 kilogramos) después de estar un tiempo comiendo en secreto.
Con una altura de 6 pies (1,82 metros), Laura dijo que su cuerpo la hacía sentirse “demasiado intimidada”, así que decidió ponerse en forma después de finalizar su relación amorosa de 4 años. La profesora de Jackson pensó principalmente en someterse a una cirugía para bajar de peso, pero cuando se apuntó al gimnasio y observó la bajada de los primeros kilos, se dio cuenta de que podía hacerlo de manera natural.
Dos años más tarde, y la hermosa morena se ve tan diferente que la gente la ha acusado de someterse a una cirugía o tomar píldoras de pérdida de peso para alcanzar su nuevo look. Laura, quien es conocida online como La Gigante de Hierro, dijo: “con mi altura y de ese tamaño, era demasiado exagerado”. Y agregó: “El punto de inflexión llegó después de mi graduación y acabar una relación de cuatro años. Iba a comenzar un grado de enseñanza y quería ser un ejemplo a seguir para los niños”.
Laura dijo que comenzó a comer en secreto, sobre todo atracones de comidas azucaradas y malas, y añadió: “Me gustaba ir a la nevera y encontrar algo que necesitaba, ya que era una adicción. No era un comer emocional, era simplemente algo que hice”. Pero el temor de estar de pie en una clase llena de niño hizo su motivación, siguiendo un plan de ejercicio muy estricto. Ella dijo: “Soy profesora y mi tamaño y peso sería lo primero en que pensarían los niños. Los niños no tienen malas intenciones, simplemente no tienen problemas en ser honestos”.
Laura comenzó a comer bien y a levantar pesas. En tan sólo un año, consiguió perder la mitad de su peso corporal. “Mi principal objetivo era ser feliz y saludable, y ahora me encanta el gimnasio. Hago pesas 6 días a la semana”. Ella dijo: “La gente piensa que tuve cirugía, pero todo es natural. Trabajé muy duro. Incluso ha habido personas que han robado mis fotos para afirmar que tomé pastillas para perder peso, pero nada de eso es cierto”.
Y la piel de Laura no tuvo ningún problema a pesar de la gran pérdida de peso, algo que ella atribuye al levantamiento de pesas: “Creo que me ayudó a no tener un gran exceso de piel”. También dice que su cuenta de Instagram jugó un papel muy importante para ponerse en forma. “Al principio pensé que nadie encontraría mi cuenta, ya que no soy una chica de medios sociales. Sin embargo, la documentación de todo mi “viaje” jugó un papel importante para conseguir cambiar, ya que había una comunidad para apoyarme y viceversa”.
Para Laura, unirse a un gimnasio fue clave en su transformación, pero reveló que muchos de sus compañeros de gimnasio dudaron inicialmente de su compromiso. “El gimnasio es un lugar peligroso. Decidí ir sin importarme lo que la gente pensara, y después de perder peso, me dijeron que no esperaban que lo consiguiera. Había personas que pensaron que era una broma, y estaban sorprendidos de mi cambio”.
“Hay mucha discriminación ahí fuera. Es muy difícil. Pero lo que aprendí fue dejar de hacerme la víctima y se amable conmigo misma. Mi principal objetivo es simplemente ser feliz y saludable. Entreno seis días a la semana, pero sobre todo es por la forma de vida que tengo ahora, no únicamente la pérdida de peso”.

Related

Sorprendente 4625597677643530554

Mas visto

item